Páginas

martes, 3 de enero de 2017

¿Cómo reparar un microondas? Tutorial 4

Al turrón que ya estamos en Navidad:

COMPROBACION DEL TEMPORIZADOR

En los hornos económicos no hay placas microcontroladas (no suelen tener display), solo hallamos el selector de potencia y el temporizador, que pueden forman un bloque conjunto, a través de unos engranajes que los unen.
El temporizador es un componente de tipo mecánico, en el que podemos escoger (virando la palanca frontal) el tiempo de activación de un contacto, entre diez seg y cuarenta y cinco minutos más o menos. Este componente cambia conforme el fabricante y modelo. Por poner un ejemplo, un Samsung trescientos treinta y uno  tiene un mecanismo de engranajes y levas, con un motor de 20V en ciertos casos, que siendo activado por un mismo contacto del temporizador, comienza a virar, dispone asimismo de una campana que se activa por una leva, al final de la temporización. Lo único medible es si está abierta la bobina del motor y la continuidad entre los contactos, al activar el temporizador, los 20V los consigue de un bobinado intermedio del ventilador.


MEDICION DEL SELECTOR DE POTENCIA

De nuevo debemos decir que esta etapa cambia mucho en su construcción dependiendo de la marca y modelo del horno. Para un Samsung económico, este control está unido a través de engranajes al temporizador y depende de manera directa de él, consiste en un relé de paso de tensión. Es el responsable de proveer paso de 110V/220V al primario del transformador, con un tiempo que depende de la potencia elegida y del giro de los engranajes del temporizador.
Los contactos acostumbran a ser de 10A a 15A por 110V/220V de contacto de salida y una bobina del orden de los 100ohm.


COMO COMPROBAR EL SISTEMA DE CONTROL

Los hornos algo más elaborados, en vez de tener el control de potencia y tiempo descritos, tiene un microcontrolador como una parte de un sistema de control. Este módulo de control, que se hace cargo de efectuar las distintas funciones del horno en forma automática, puede tener diferentes fallas, debido a los relés y componentes electrónicos, pueden haber fallas en ciertos voltajes de trabajo, abajo detallados. El sistema asimismo tiene el display y el teclado. Dicho teclado puede tener inconvenientes de corto en alguna tecla, continuando esta pulsada y bloqueando el equipo. Generalmente, el módulo o bien sistema de control marcha con tres tensiones diferentes,
cinco Vcc para la nutrición de circuitos digitales.
20Vcc para la excitación del display.
3Vac para los filamentos del display.

La prueba del microcontrolador consiste en contrastar las tensiones y la presencia de señal en algún punto de prueba dado por el fabricante. Para revisar este componente se debe tener la hoja de datos del circuito integrado.


COMPROBACION DE LOS DEMAS COMPONENTES DEL HORNO

Aunque cada horno puede tener diferentes componentes dependiendo la dificultad del mismo, la mayor parte tiene una serie de elementos comunes, cuya prueba vamos a describir en este apartado.
Tanto el circuito de entrada de corriente alterna y el fusible de alta tensión son componentes comunes y se hallan a la vista. El módulo de entrada de 110V/220V, dispone de uno o 2 fusibles en dependencia del fabricante y del modelo, en general de 10A para el transformador de alta tensión y de 1A a 2A para la placa de control. Asimismo hay una bobina, condensadores y una resistencia porcelana. En ciertos casos, el fusible sencillamente consiste en una pista de cobre de la placa, con lo que si el horno no se enciende, es conveniente revisar el lado de las soldaduras de la placa.

La lámpara de iluminación del interior del horno por norma general es fácil de mudar, en dependencia del modelo, se accede a ella por una tapa ubicada en el lateral o bien en la parte superior del horno, en otros casos, desmontando la carcasa metálica y una tapa de plástico, acostumbra a ser de 25W a 60W.

El motor rotativo, es sincrónico, con una tensión conforme a la red local, de unas diez revoluciones por minuto y una potencia inferior a los 5W, fácil de medir según nos explica Antonio del sector de reparacion electrodomesticos. En dependencia de la red local, la resistencia eléctrica del bobinado puede cambiar entre 1kohm y 20kohm; tiene engranajes reductores que se encuentra entre la carcasa externa inferior y el chasis, en ciertos casos puede tener una tapa de acceso al mismo, en otros casos hay que desajustar toda la base del chasis.

El ventilador del magnetrón, marcha paralelamente con este, con lo que para producir microondas, se debe activar el conjunto transformador, magnetrón, ventilador, lámpara de iluminación del habitáculo.

El motor se nutre con 110V/220V y precisa una corriente de 0,5A a 2A (es de unos 100W) y la resistencia de la bobina acostumbra a ser de 80ohm a 250ohm. La bobina puede tener una toma media, de la que se consiguen 20V para la nutrición al motor del temporizador. La hélice debe virar con total libertad y si esto no ocurre puede ser debido a algún inconveniente en el eje (suciedad) que tienda a frenarlo con lo que vamos a deber intentar limpiarlo y aceitar el eje.

Otros componentes son los formados por el conjunto de interruptores de seguridad, que está formado por tres switches que impiden el funcionamiento del horno, si la puerta no está cerrada herméticamente y bloqueada. La tensión que manejan es de 110V/220V y pueden desajustarse, mancharse o bien quemarse alguno de sus contactos internos, aun el cableado se puede estropear, en tanto que aguantan la corriente del primario del transformador. Para contrastar su funcionamiento se mide continuidad entre los contactos C – NC (Común y Normal Cerrado) y activándolo, comprobaremos continuidad entre C – NA (Común y Normal Abierto).

Muchos hornos tienen la función grill que puede ponerse en marcha a través de un conmutador o bien a través del teclado. La resistencia que efectúa dicha función se halla en el techo del horno, pudiendo tener diferentes formas conforme los modelos. Para revisar este elemento se debe medir su resistencia, la que ha de ser de ciertas decenas y decenas de ohm, es esencial revisar que la resistencia entre alguno de sus contactos y chasis sea infinita.

Todos y cada uno de los hornos tienen una lámina aislante de mica (sidelite o bien canopi) que no es medible, si bien he de estar en buen estado, y limpio de restos de grasa o bien comida, debido a que su función es la de protección de la cavidad de cocción, aislándola y separándola del guía ondas, ante posibles chispas emitidas por el magnetrón, exactamente las mismas son retenidas por la lámina. Esta puede estar encajada o bien sosten por clips de plástico o bien pegada. Si aparece quenada en un lateral, es síntoma que la antena del magnetrón deja escapar chispas, con lo que probablemente va a estar quemada, por su parte estos chispazos se transforman en lignito, que tienden a atraer pero las chispas, con lo que se hace preciso reemplazar la lámina.

Para finalizar, es esencial que la tapa del horno tenga un cierre perfecto a los efectos de que no deje escapar microondas. Toda vez que se ofrezca servicio a estos equipos hay que tener singular cuidado en el caso de que la puerta esté caída o bien floja, y en especial cuando descubra que en el habitáculo existen zonas que se han despintado. Si esto sucediese, el magnetrón podría padecer sobrecalentamiento; y si los puntos despintados llegasen a horadarse, las microondas van a salir por ahí.

Existen aparatos capaces de medir fugas de microondas y en esta edición publicamos el montaje de un prototipo fácil que cumple este propósito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario